lunes, 3 de septiembre de 2012

Prometheus [2012]

Ficha:

  • Título original: Prometheus
  • Año: 2012
  • Director: Ridley Scott
  • Guión: Damon Lindelof y John Spaihts
  • Música: Marc Streitenfeld

"Prometer, prometía"


Ridley Scott es uno de esos de esos directores que no necesitan presentación. Todo el mundo le conoce, muchos adoran su trabajo, muchos le idolatran, muchos le consideran como un genio o un visionario y, de seguro, será el director favorito de muchas personas. Pero, como las monedas, siempre hay dos caras, pues Scott no es tampoco del gusto de otros tantos. Pero ya se sabe, nunca podrás agradar a todo el mundo.


Me gusta especialmente este poster.
Tiene un aire muy clásico.
En lo que a mí respecta, Ridley tiene mi más sincera admiración y agradecimiento por haber creado dos de las cintas de ciencia ficción que más me gustan: Alien, el octavo pasajero y Blade Runner, y además tiene otras muchas cintas que me han gustado o que son realmente buenas, como Gladiator. Pero (siempre tiene que haber un pero), y esto es completamente personal, de un tiempo a esta parte tengo la sensación de que Scott está ya demasiado mayor y sus últimas películas no me han gustado especialmente.

Esto creo que sucede desde El reino de los cielos, esa aburrida película protagonizada por Orlando Bloom que únicamente me gustó (pues mejora MUCHO) tras verla en su versión extendida (pero mira que tenemos manía de sacar versiones y versiones y versiones...). Después vino Un buen año, película que me gustó, pero era bastante tópica y normalita. Y después llegaron las notables American Gangster y Red de mentiras, quizá muy largas ambas pero para nada malas películas (tengo que volver a verlas, pues tengo vagos recuerdos de ambas). Fue hace dos años cuando Ridley nos "sorprendió" con un reboot, reinicio o intento de hacer Batman Begins, con el legendario Robin Hood, y brindándonos por ello una película palomitera que ignoraba la leyenda original y trataba de ser épica. Robin Hood no me disgustó, me parece entretenida, pero había algo que no me terminó de convencer y me generó esa sensación de que Scott ya no es lo que era, o que por lo menos no tiene el mismo entusiasmo que al principio.

Fue entonces cuando se anunció que iba a trabajar en una precuela de la que es una de mis películas favoritas, Alien, el octavo pasajero. Tuve sentimientos enfrentados porque, bien por un lado quería que el universo Alien regresara tras tanto tiempo olvidado, pero por otro Scott sería quién la iba a dirigir. A ver, era Ridley, el director original, no había motivos para asustarse... ¿o sí los había? Personalmente, y después de ver sus últimos trabajos, había algo en ese proyecto que no me terminaba de convencer.

Sí amigos, este es el responsable de la precuela. Echadle la culpa si lo creéis conveniente.

Prometheus comenzó a gestarse, y Ridley fue dando poco a poco datos del proyecto. Uno de los más, llamémoslos reveladores, decía que Alien (sí, nuestro querido y baboso Xenomorfo) no iba a aparecer en la película. Bien, vale... ¿entonces qué tiene eso de precuela? Bien, vale, puede tener un pase, puede que simplemente esté haciendo una película de ciencia ficción sin nada que ver con Alien. Pero Ridley quería volver a la carga, y saltó con que "quería hacer algo que compartiera el ADN con el universo de Alien"... vale, ahora sí que me empieza a parecer esto raro... ¿es o no es una precuela? El tiempo pasó y salió el primer teaser, y en él se confirmaba lo evidente: Prometheus sí era una precuela de Alien.

Decidí no saber nada más de la película hasta el día que fuera a verla al cine, no sé si por miedo o por confianza... o quizá por ninguna de ellas. El caso, que llegó el gran día y por fin vi Prometheus en la gran pantalla... y al salir de la sala no puedo sino confirmar mi primera hipótesis: Ridley ya está mayor.
Ridley dando unos últimos consejos al
 Jockey antes de su gran momento. 

A partir de aquí voy a hablar de la película, destripando bastante el argumento, por lo que va a haber numerosos Spoilers pero, como siempre, irán en azul (esta va a ser una reseña muy azulada, me parece a mí...).

Seamos buenos con Ridley, démosle un voto de confianza, ¿vale? Veamos esta película sin prejuicios, sin ideas sobre si es o no precuela. Simplemente disfrutemos del espectáculo que el señor Scott nos ha preparado, ¿sí? Bien, pues allá vamos. Prometheus comienza de un modo bastante peculiar: vemos a un extraño ser calvo y que bien pondría verde de envidia a Schwarzenegger en sus años mozos de culturista por su musculatura. Dicho ser parece estar en medio de un ritual. Abre un frasquito con un líquido negro, se lo bebe y comienza a desintegrarse. Cae al agua convertido prácticamente en cenizas y, dentro del agua, se genera vida.

Título de Prometheus apareciendo como en Alien. Primer guiño. Después nos situamos en una excavación científica en la isla de Skye, en Escocia, en el año 2089. Allí conocemos a dos de los protagonistas, la doctora Elizabeth Shaw (Noomi Rapace, conocida por ser Lisbeth Salander en la primera versión de la saga Millennium) y al doctor Charlie Holloway (Logan Marshall-Green en su primer papel de importancia), quienes hacen el descubrimiento de unos dibujos de gran antigüedad al investigar una antigua gruta.


Charlize siempre está hermosa haga lo que haga.
Después de esto nos trasladamos unos cuantos años al futuro, al año 2093, 29 años antes de que la Nostromo prepare su viaje de regreso a casa. Allí conocemos a parte de la tripulación de la Prometheus, donde el androide David (Michael Fassbender, muy posiblemente uno de los mejores actores del momento) ha estado dos años estudiando lenguas antiguas para poder ayudar en la investigación que llevarán a cabo. Al llegar a su destino, el planeta LV-223 (que no es el de Alien), conocemos a la encargada de hacer cumplir la misión, Meredith Vickers (interpretada por la siempre genial Charlize Theron), sin duda una mujer de carácter, y a algunos de los demás tripulantes. Es entonces cuando un difunto Peter Weyland (interpretado misteriosamente por un Guy Pearce horriblemente maquillado), fundador de la Weyland Corp (futura Weyland-Yutani) les explica a los tripulantes (que se habían enrolado en un viaje de 2 años criogenizados sin saber para que (?)) que es lo que han venido a hacer: descubrir cuál es el origen de la humanidad.

Hasta aquí el argumento. Ahora es cuando empiezo a destripar las absurdeces e incongruencias (que no son pocas) del guión de Prometheus. No me meto para nada con la factura técnica de la película, para nada. Es innegable que una película de Ridley Scott siempre está muy bien rodada, con planos correctos, buen montaje... vamos, bien realizada en definitiva. Los efectos especiales (aunque abusando algo de lo digital y menos de mis queridas maquetas, así como mostrando un tecnología más avanzada que en Alien, algo absurdo cronológicamente hablando) son espectaculares... y quizá eso sea lo peor de Prometheus: traiciona a Alien en esto. La gracia de Alien era ocultar, esconder, no enseñar e insinuar... donde Alien era silenciosa, Prometheus es ruidosa. Ahí donde Alien era modesta, Prometheus es prepotente y busca apabullar al espectador. No es malo que sea diferente, pero quién busque una continuidad en la esencia de la saga, no la encontrará en la esta película. Que nadie piense que va a pasar miedo, a menos que tema lo que el guión le tiene reservado.


La música, al cargo de Marc Streitenfeld, es de lo mejor de la película. Es fiel a la saga (es más, en momentos diría hasta que toma prestados algunos temas) y brilla donde la franquicia Alien nunca lo hizo especialmente: logra un tema principal que (quizás) recuerdes, o que como mínimo es pegadizo. Pero quizás abusan mucho de él, siendo casi lo que más suena durante todo el film. En fin, sea como fuere, la música cumple junto a un sonido que busca reventar los altavoces, rompiendo así con lo que la silenciosa Alien tan bien había utilizado.

Pero hablemos de una vez de ese maravilloso guión que Damon Lindelof (responsable del de la serie Perdidos) reescribió desde el original de John Spaihts. En él encontraremos maravillas como que el científico zumbado de la cabeza (Fifield, interpretado por Sean Harris), que aúlla a sus sondas mapeadoras como si de un lobo se tratase (!), se pierda en la estructura que él mismo se encarga de mapear para la Prometheus (!), que ni siquiera les informa o se precupa por su situación para ayudarles a regresar a la nave. Pero eso no es todo, su gran amigo el biólogo (Millburn, interpretado por Rafe Spall), que se enroló en el viaje para hacer amigos, también es idiota y, cuando ve un gusano gigante mutado en una serpiente asesina, decide tratarlo como si fuera un gatito (!). Y si se quedase solo en eso no me importaría tanto, pero es que aquí no acaba la cosa.

Tengo la teoría de que los cascos molestaban a los actores
y optaron por quitárselos para estar más cómodos.

Un grupo de científicos PERFECTAMENTE CAPACITADOS (se supone) para una misión de investigación científica, que se han pasado dos años viajando por el espacio porque son los mejores en sus especialidades, se pasean felizmente sin cascos (¡bah, a la mierda las posibles infecciones!) y tocan todo lo que hay a su alcance (¡viva la vida loca!). Pero no contentos con ello, David tiene ciencia infusa y adivina cómo funciona la nave en cero coma (la segunda vez vale, lo ve en el holograma, pero la primera se lo saca de la manga). David, nuevamente, se cuela en la nave con una vasija llena de moco negro (¿tendrá algo que ver con Venom?) y nadie se da cuenta (¡di que sí, hombre!). El biólogo (sí, aun no había acabado con él) se marcha corriendo, cagado de miedo junto a su amigo el loco, cuando encuentra una nueva forma de vida... a ver, no soy biólogo pero, ¿no debería haberse puesto todo palote (perdón por la expresión) y haberse puesto a investigar al Space Jockey (aquí llamados Ingenieros por los científicos) como un poseso? ¡Ah! Y me encantaría hablar con el tío que diseñó el hacha curvada... es un genio. ¿Se le ocurrió solo o pensó que así le daría un toque más futurista? Me encantaría saberlo.

Este es el hacha en cuestión. Me apasiona su curvatura tan aerodinámica.

Pero aún hay más perlas, como la frase final del capitán de la nave (¡¡mira mamá, sin manos!!) antes de morir estrellado épicamente junto a sus dos heroicos compañeros que apenas hacen nada en la película; el cráneo calavérico de Alien en el monte (todo un detallazo de los Jockeys el construirlo, sí señor); la PATÉTICA muerte de unos de los mejores personajes del film, la desaprovechada Charlize Theron, que muere aplastada por un croissant gigante (¡viva la inteligencia!); la cama médica de Charlize preparada para hombres (!); el Jockey que, con los huevos hinchados, persigue a Shaw hasta la nave secundaria para matarla por haber roto su croissant (se nota que son más avanzados que nosotros, me encanta eso de adivinar dónde está e ir a por ella vengativamente); o el soberbio final de "vámonos David, necesito respuestas, vayamos a buscar a los creadores a su planeta, que seguro que en él se muestran más dialogantes" (?). Si es que Shaw es una fenómena (lo siento mucho, pero ni le llega a la suela de los zapatos a la grandiosa Ellen Ripley).

Por cierto, muy cutre que a Guy Pearce le doblase en nuestro idioma Luis Posada (habitual de Johnny Deep o Jim Carrey), pues se nota que está forzando la voz para parecer viejo... ¿no teníamos un doblador con voz de anciano? ¿No tenía Scott un buen maquillador? ¿Habrá visto El curioso caso de Benjamín Button? Tampoco me convenció la dobladora de Shaw en algunos momentos, pues a veces parecía que tenía huevos en la boca al hablar... pero bueno, supongo que no se le adapta mal a Rapace, que a veces la veía con una cara un poco extraña... no sé si serán cosas mías.

Y hablando de algunas cosas que no están mal, decir que Peter Weyland trata de destruir el enlace entre la saga Alien y Alien vs. Predator, lo cual no está mal, entiendo que lo hagan. Las actuaciones de Fassbender y Theron son muy buenas, mejores que las de la propia protagonista. La ambientación, así como algunos guiños a Alien (cómo se nota que el gran Giger está detrás) son muy grandes. O conocer más de los Jockeys y su mundo. Pero no, lo siento mucho, Prometheus y Scott han pecado de avariciosos, han preparado la película para su futura secuela (¿enlazará ya esa con Alien o eso no sucederá nunca?) y eso se nota.

Lo siento, colega, pero habría sido mejor que murieras estrellado con el pecho abierto en otro planeta... quizás así se hubiera arreglado algo...
Prometheus plantea más preguntas que las respuestas que debía dar, busca un camino demasiado tortuoso (ese tema tan trascendental del sentido de la vida, la creación y demás) y por momentos, por muchos momentos, le viene demasiado grande. Habrían quedado mejor enlazándola directamente con Alien, terminando en LV-426 con la nave estrellada y llena de huevos, no ofreciendo el nacimiento del Xenomorfo primitivo (ya bautizado por los fans como el Deacon). No podían hacer una precuela y punto, no, su objetivo es ofrecer otra secuela (ojalá nos libremos de una trilogía) y a saber entonces que pasará, pues como los guionistas y las perlas sean tan grandes como en Prometheus, ya nos pueden pillar confesados...

La palabra es decepción, ya iba preparado, pero creo que no tanto. A ver, no es malísima, no es la peor película de la historia, es una película de ciencia ficción muy justita y demasiado larga (a ver hasta cuanto llega en la versión del director) con demasiados agujeros en el guión y un tema que ni ella misma es capaz de abarcar. ¿Me ha gustado Prometheus? Pues sí y no. Ya os digo que la considero MUY justita, un aprobado raspado porque me ha entretenido y tiene cosas buenas dentro de tantísimos errores. La volveré a ver y me la tomaré menos en serio, seguro que así la disfruto más. Pero aun así está a años luz de la maravilla que podría haber sido. Decepción es mi palabra para describirla, pero cada uno tendrá la suya. Si aun no la has visto te recomiendo esperar al DVD, pues no te perderás nada y así, en la intimidad de tu casa, quizás te resulte menos ruidosa que en el cine.

Lo siento Scott, pero espero que no llegues a hacer la secuela de Blade Runner jamás.

La cara de Ridley tras ver su última obra lo dice todo...

Lo peor:

  • Está plagada de errores y agujeros en el guión, con personajes planos, vacíos, absurdos y desaprovechados, momentos vergonzosos y situaciones ridículas.
  • El tema principal de la banda sonora se repite demasiado, a pesar de ser un buen tema.
  • El forzado y acelerado final preparado claramente para una secuela.
  • Infiel, en esencia y espíritu, a la saga que se supone que está dando comienzo.
  • La patética y lamentable muerte de Charlize Theron. Que personaje más desaprovechado.
  • Ridley Scott ha traicionado descaradamente algo que él mismo creó. No quiero buscar palabras para ello.

Lo mejor:

  • Los guiños a Alien: sabes durante toda la película que, aunque no le veas, su legado está ahí.
  • Ver a los Space Jockeys (o Ingenieros) en acción y saber un poquito más de ellos (aunque resulten un poquito decepcionantes en algunos momentos).
  • Impecable factura técnica: buen montaje, buena fotografía y buenos planos, eso es innegable.
  • El personaje de David, interpretado muy bien por Fassbender, es de lo mejor de la película.

El momento:

Por lo desagradable que resulta (que era lo que pretendía) y por la tensión y el dolor que produce (por lo menos a mi) me quedo, sin duda, con la secuencia de la operación. La mejor de todo el film.

La frase:

Buscando entre todo el desastroso guión me quedaría con dos, menos es nada, y la segunda bien podría describir la cinta:


"Cerraré las compuertas en quince minutos, les deseo que lleguen a tiempo."

Meredith Vickers

"Grandes cosas tienen pequeños comienzos."

David

5 comentarios:

  1. No me cansare de repetir que los fallos que todos sacáis a esta película, son fallos humanos que todo humano puede cometer. El Geologo, es geologo, no traza mapas. Y las bolas trazadoras dan el mapa a la nave, en ningún momento saben a donde van, porque todo se lo indican desde la nave. El aullido es un claro guiño a Blade Runner, en las escenas finales, el Replicante aulla en varias ocasiones como un lobo. El biologo solo hace falta verle la cara para ver que es tonto y por ser biologo, no quiere decir que no se acerque a tocar la serpiente Alien ¿Nadie se acuerda de como mete la cabeza uno de los tripulantes de la Nostromo nada mas abrirse un huevo en la Alien de 1979? A claro, que eso es normal, porque eran camioneros del espacio y un biologo con estudios, no hace estupideces.

    La unica cosa que me chirrio y mucho, es la muerte del capitan y sus dos seguidores que no dicen nada en toda la peli y para una frase que sueltan, es la peor de la pelicula. Aunque me reservo a verla en V.O. porque seguro que no dicen eso y es cosa del doblaje o eso espero.

    La película deja muchas cosas abiertas a una secuela, esto es un negocio y van a intentar sacarnos todo el dinero que puedan. Yo me lo pase muy bien viéndola, para mi es Alien y es un nuevo incio de una saga.

    Creo que se ha criticado en exceso la película, como ocurrió en su día con Alien - que a poco o nadie gusto - y que todo el mundo que la critica, usa las mismas frases y expresiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, se agradecen las críticas.

      Pero sigo viendo los errores en el argumento, si se les quieres buscar explicación se puede (malo sería que no), pero opino que es rebuscar demasiado, además, sigue habiendo unos cuantos que ni aun con justificación.

      Lo del guiño a Blade Runner es más que posible, es más, no lo considero un fallo, simplemente un método (junto a la marihuana) para hacernos ver que el geólogo está mal de la cabeza... ¿pero tanto les costaba desde la Prometheus avisarles de la tormenta asesina? Que poco detallistas con su tripulación...

      Pero bueno, ya comento que a mi la película me ha gustado, pero me ha decepcionado mucho, podía haber dado mucho más de sí. La que habrá que ver es la versión del director, que conociendo a Ridley cambiará muchas cosas.

      Sobre lo que comentas de Kain (creo que se llamaba así, no lo he mirado) en Alien... Kain simplemente se acerca para ver que hay dentro, otra cosa es que el facehugger le abrace sin darle tiempo a hacer nada.

      Pero bueno, lo dicho, me alegro de que te haya gustado mi reseña (que no compartido xD) y espero que sigas leyendo por aquí.

      Un placer Tiex :)

      Eliminar
  2. Por cierto, he añadido tu blog a mi RSS, me gustan tus extensos análisis de películas ;)

    ResponderEliminar
  3. Reconozco que yo no la he visto todavía, pero la polémica que ha generado me ha divertido mucho. He leído muchas críticas y opiniones sobre esta peli, la mayoría de ellas tremendamente radicales y fanatizas. Pero no me ha dado esa impresión al leer tu comentario.

    Por cierto, si me permites una recomendación, como fan de Alien, el Octavo Pasajero creo que puede interesarte este cómic ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Okubo, como siempre es un placer saber que estás ahí ;)

      Me alegro de que te haya gustado la reseña, ya me contarás si la compartes cuando veas le película.

      Y gracias por el enlace, ya conocía ese comic de Alien pero nunca está de más. Y por cierto, tengo unos cuantos comics (tando de Alien como no) preparados para ir leyendo y reseñar poco a poco, espero tenerte ahí para compartir opiniones.


      P.D. Estate atento a la próxima reseña ;)

      Eliminar