sábado, 15 de septiembre de 2012

Las aventuras de Tadeo Jones [2012]

Ficha:

  • Título original: Las aventuras de Tadeo Jones
  • Año: 2012
  • Director: Enrique Gato
  • Guión: Neil Landau
  • Música: Zacarías M. de la Riva

"Tratando de imitar a los mayores"


Soy un gran fan del cine de animación. Es, muy probablemente, mi género favorito. Por ello no es extraño verme yendo a ver al cine más película de dibujos que de actores reales, normalmente acompañado de mis primas pequeñas, pero otras con gente más adulta que muchas veces piensa que lo que va a ver va a estar muy por debajo de lo que está acostumbrado. Y me alegra que muchas veces se sorprendan de que eso no sea así.


Los protagonistas de la película.
La animación nos ha dejado obras maravillosas, magníficas, y que no son solo para los más pequeños de la casa, cosa que muchos parecen negarse a aceptar. Y lo lamento mucho, de verdad. En fin, irónicamente la última cinta de animación que he ido a ver al cine no es precisamente un buen ejemplo para argumentar lo que estaba contando... pero bueno, tiene que haber de todo.

Si la animación me encanta, no puedo decir lo mismo de nuestro cine español, del cual apenas me gustan un puñado de películas. No por nada, simplemente no terminamos de conectar. Siendo claros: Las aventuras de Tadeo Jones puede no ser una maravilla, puede carecer de la magia y del carisma que la llevarían a ser una joya de la animación. Carece de todo ello. Pero es, no obstante, todo un mérito y un grito por todo lo alto, es un modo de demostrar que, además de las basuras tópicas, sinsentido y llenas de sexo, sabemos hacer algo más, podemos hacerlo y hay ganas para hacerlo.

Al margen de que sea una película producida por (¡atención!) mis amigos de Telecinco y los colegas de Intereconomía, y por mucho miedo que eso pueda generar, no deberíais dejar de ver a Tadeo y compañía por este detalle... cuando vi sus nombres en pantalla temí lo peor (y sí, sé que tirará atrás a más de uno)... pero no hay para que preocuparse, no han tocado nada, o por lo menos parece que solo han buscado el beneficio que la película ha dado (mucho, por cierto). Que sean los productores no debería ser problema para que haya salido algo medianamente bueno. Pero vamos a lo que importa. La película está dirigida por Enrique Gato, quién ha dirigido hasta ahora unos cuantos cortometrajes como Superlópez, Bicho y del propio Tadeo Jones (sí, esta no es su primera aventura, y de hecho Gato es el padre de la criatura).

Tadeo y Jeff se acaban de enterar de quién produce su película.

La película es una especie de parodia bienintencionada de Indiana Jones (¡nunca lo hubiera dicho!) y demás aventureros que arriesgan sus vidas por encontrar fortuna y gloria. Tadeo, huérfano a una edad temprana, ha sido criado por su abuelita y, desde muy pequeño, ha soñado con convertirse en todo un explorador famoso. No obstante, el futuro que deseamos no es siempre el que obtenemos, y Tadeo debe conformarse con trabajar en el sector de la construcción como peón de obras. Pero nuestro héroe no está dispuesto a dejar que su sueño quede en el olvido, y por ello sigue llevando sus "grandes hallazgos arqueológicos" al profesor Humbert, aunque no suelen ser nada del otro mundo...
Un buen día, y tras entregarle al profesor una botella de Coca-Cola, Humbert recibe una importante carta de su buen amigo, el profesor Lavrof, que le cita en Cuzco por un importante hallazgo sobre la ciudad inca de Paititi donde, según cuenta la leyenda, reposa una piedra mágica capaz de otorgar la vida eterna. Debido a una serie de circunstancias, el profesor no podrá acudir a la cita en Cuzco, por lo que el bueno de Tadeo y su fiel perrito Jeff se embarcarán en su lugar. Allí conocerán a la sexy e inteligente Sara Lavrof, hija del compañero del profesor Humbert, al tergiversador vendedor peruano adicto a las telenovelas Freddy y al chistoso loro mudo Belzoni que, a pesar de no poder hablar, dejará algunos de los mejores momentos de la cinta. Pero una malvada corporación de cazatesoros llamada Odysseus está también detrás de la ciudad, y no les pondrán las cosas fáciles a Tadeo y sus nuevos amigos.

Y así comienza la aventura...

Comencemos a destripar la película (mi parte favorita). ¿La animación qué tal está? Pues oye, me esperaba algo mucho peor viniendo de España, pero la verdad es que me ha sorprendido mucho. La estética está a medio camino entre el dibujo cartoon y los dibujos del tebeo clásico, un poco estilo Mortadelo y Filemón. Sin ser nada del otro mundo, tiene cierto estilo y hasta resulta entrañable en algunos momentos (ese Tadeo de pequeño es muy majo), y, además se ven muy bien las texturas de las ropas y similares, por lo que el trabajo es muy concienzudo. Movimientos correctos, animaciones fluidas... en este apartado no tengo nada que objetar, la verdad es que quedé muy sorprendido y se llegan a ofrecer secuencias de verdadero vértigo (la introducción tras los créditos iniciales, cuando Tadeo ya es mayor, por ejemplo). Vale que no llegue ni a la suela de los zapatos al nivel técnico de, por ejemplo, Brave, pero sí que tiene cierta personalidad que le sienta bien a la película.

¿Música? Pues bueno, pues vale... por momentos se utilizan arreglos de Indiana Jones e incluso juraría haber escuchado algo de Star Wars cuando Belzoni arroja cocos en la jungla a los malos. Homenajes aparte, en Tadeo Jones escuchamos música correcta durante los combates o los momentos de tensión, muy similares a las de las películas de aventuras, pero también sonarán canciones que se escuchan estos días en casi todas partes como "What Makes You Beautiful" de One Direction y que harán que... todo el cine... se ponga... a... cantar... (estoy atónito... lo he vivido hace un par de días y aún no me lo creo...). También sonará, en los créditos, "Te voy a esperar" (esta me niego a ponerla), de la cual prefiero ni hablar más.

Tadeo y Sara tratando de desvelar el misterio de Paititi.

En cuanto al doblaje lo voy a mezclar con los personajes. Empecemos por el héroe de la función, el bueno de Tadeo Jones. Doblado muy bien por Óscar Barberán (Woody en la trilogía Toy Story), Tadeo es un personaje aventurero, con cierto encanto, enamoradizo y decidido... el problema viene en que es demasiado infantil, simplón, hay momentos en los que parece que está serio, está haciendo algo importante y justo cuando ha quedado como un héroe... va y la caga con un comentario, un chiste malo o una acción ridícula. Es verdad que lo que busca es parecen un bobalicón y hacer reír a los peques, pero también es un personaje que, creo, podría dar mucho de sí si se tomase un poco más en serio (solo un poco, no pido un drama animado ni mucho menos). Me gustaría ver un Tadeo más maduro en las secuelas que seguro veremos. Ojalá me escuchen, pues así se ganarán tanto a los peques como a los mayores.

El resto del elenco está compuesto por la guapa Michelle Jenner que hace bien su papel (para algo es dobladora profesional) de la sexy y decidida Sara (inspirada claramente en Lara Croft), un personaje femenino fuerte pero que peca de lo mismo que Tadeo: demasiado infantiloide por momentos. El tercero en discordia, Freddy, está interpretado por José Mota (Asno en la saga Shrek o Mike Wazowski de Monstruos, S.A.) pero que, si bien clavaba sus anteriores trabajos, en este quizás peca un poco-demasiado de graciosete y tira demasiado de algunos clichés y de sus chistes míticos de Cruz y Raya y, personalmente, me desentonaba un poco a pesar de hacer un buen trabajo y que, a más de uno, de seguro les hará reír. Conmigo no fue el caso. El resto de personajes no tienen mucho que decir, los malos son muy malos, los buenos son muy buenos, y todos son, en términos generales, bastante tontos.

Uno de los malos más malosos de la película, que
parece salido directamente de Deus Ex: Human Revolution.

Únicamente haría un par de menciones especiales. La primera para la graciosa pareja que forman el perrito y el loro, Jeff y Belzoni, que por momentos sacarán algunas risas o pequeñas sonrisas: su relación es de lo mejor del film, lástima que apenas salgan en la recta final. Y la segunda es para la momia, principal fobia de Tadeo, doblada de forma divertida por Luis Posada (doblador habitual de Jim Carrey o Johnny Deep), hace también un rol bastante gracioso y tiene algunos de los mejores puntos de la película.

En términos generales la película es correcta, se deja ver, entretiene y resulta hasta linda o entrañable en algunos momentos, pero resulta carente de alma, de esa alma que habría hecho que Tadeo tuviera una película de animación grandiosa. ¿La mejor película de animación española? No lo creo, tenemos a Arrugas ahí muy reciente. No obstante es todo un precedente en la animación en 3D, como lo fue Planet 51 hace unos años, una nueva demostración de que en España sabemos, queremos y podemos hacer otro cine. Y Tadeo Jones ha dado un nuevo golpe en la mesa.

A esta película le pasa justo lo contrario que a la de mi anterior reseña, Mirror, Mirror. La clave de Mirror, Mirror era que no se tomaba en serio, por eso era una película tan divertida, pues en Tadeo Jones es al revés, se toma tanto en broma que llega a sentar mal. Vale que es una película para niños, pero podía ofrecer mucho más, tiene potencial para ello, pero no lo desarrolla y se limita a ser un producto menor para los más pequeños cuando podía optar a llegar a todo el mundo, entretener a los niños y ofrecer algo a los adultos, los cuales no encontrarán nada más que un entretenimiento simple y llano que, muy probablemente, olvidarán al poco de salir de la sala.

Tadeo, probablemente más serio de
lo que está en toda la película.
Si se hubieran tomado la película más en serio y con menos bromas innecesarias (hay unas cuantas, una de ellas especialmente me hizo taparme la cara de vergüenza: la del momento de torear al puma, no sé si por lo que estaba viendo o porque toda la sala estuviera a punto de ponerse a aplaudir... vergüenza pura y dura made in spain...). Se recurre mucho al chiste fácil, al no hacer pensar al espectador y todo resulta demasiado sencillo o demasiado tópico (un espectador mínimamente atento verá venir prácticamente todos los giros argumentales). Humor infantil a patadas, sí, y por desgracia nada de ese "humor para adultos" que tan bien usa Pixar, Phineas y Ferb o Los Simpson, y son solo unos pocos ejemplos. Si Tadeo Jones tuviera un poco de ese humor que divierte a los niños que no lo entienden y saca sonrisas a los adultos que sí, sería una gran película, el carecer de eso la convierte únicamente en un entretenimiento para los más pequeños y poco más. Quizás en una secuela se busque más la calidad que el hacer un éxito en taquilla. Soñar es gratis, pues los personajes tienen potencial para más, y merecerían algo más.

¿Son Las aventuras de Tadeo Jones una obra maestra? Ni de lejos. Pero resulta una película agradable de ver, interesante, y no deja de ser un nuevo golpe de autoridad por parte de nuestro país de que podemos hacer algo de calidad. Planet 51 nos enseñó la puerta y Tadeo la ha dejado abierta. Pero somos nosotros los que decidiremos si se queda en una mera anécdota o si de verdad queremos atravesar el umbral y ver lo que hay al otro lado, sin imitar a los mayores (Disney, Pixar, Ghibli...), sino tratando de ser uno más de ellos. El camino es duro, y de seguro será largo. Pero quizás, cuando lleguemos al final de este viaje, alguien recordará que fue un divertido e inmaduro arqueólogo quién abrió la puerta hacia los sueños.

Nuestros héroes acercándose a su destino...

Lo peor:

  • Es, desgraciadamente, un mero entretenimiento infantil. Tenía potencial para ser más, mucho más.
  • Simplona, previsible e inmadura: recurre a muchos chistes fáciles y parece no buscar más que el éxito fácil.
  • El bochornoso momento made in spain... para taparse los ojos y pensar que no está ocurriendo.
  • La historia (en menor medida, está bastante bien desarrollada) y (sobre todo) los personajes podían dar más de sí.

Lo mejor:

  • La animación, sin ser una maravilla, es buena y tiene potencial.
  • Entretiene y puede llegar a divertir si no se es muy exigente.
  • La pareja formada por Jeff y Belzoni.
  • Demuestra que en España podemos dar más de lo que generalmente ofrecemos. Ojalá no sea un caso aislado.

El momento:

De seguro los peques se quedarán con más de uno (en el encuentro entre Tadeo y la momia, por ejemplo, se rió muchísimo la sala), pero yo me decantaría más hacia lo épico, si bien la secuencia de la trampa mortal del techo bajándose está bastante bien y es divertida, me quedaría con esta otro por epicidad y tratamiento: Tadeo salvando la botella de Coca-Cola de la obra, rodeado de trampas mortales al más puro estilo de Indy o Lara. Realmente muy bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada